Carta a los lectores

A ustedes, mis lectores. A ustedes que los imagino y a la vez trato de no determinarlos, porque quiero dejarlos ser. Les agradezco la generosidad de recibir esto que les doy y guardarlo en algún lugar de su mente o de su corazón. Quizás lo esconden en una pierna, o en el riñón, por qué no, depende la función que le asignen al texto. Porque las palabras anidan en determinadas partes. Hay cosas pesadas que van directo al estómago y otras volátiles que no se expulsan ni con la tos. Yo no tengo tatuajes de tinta pero sí muchos de los invisibles, todas las personas que leí, los libros que me tragué y las voces que me hablaron.

Sería provechoso hacerme una autopsia de lenguaje cuando yo no esté. Si de muerta me viera un doctor que supiera leerme, por favor, lo dejo escrito: lea mi cuerpo, sería un gran consuelo y quizás un aliciente para mis familiares. ¿Por qué hablo de mi muerte hablando a los lectores? No lo sé. Quizás porque es más interesante leer a autores muertos, de finada una es más inteligente, ya no puede equivocarse, seguir escribiendo ni guardar secretos. Todo esto a boca de jarro porque la verdad no sé nada de Aquel lado, sólo sé  un poco de los estragos que la muerte deja sobre éste y lamentablemente es una materia en la que cada vez una se actualiza más.

Las batallas que ya están perdidas son las mejores porque no se pretende dar vuelta el resultado, sino encontrar lo que se puede hacer cuando ya no se puede hacer nada, creo que ahí reside el sentido más humano. Los momentos en los que estuve cerca de la muerte, no porque hubiera una probabilidad real de morir en el instante pero sí porque sentí la conciencia de mi finitud, fueron los más verdaderos. Después, el mecanismo de negación volvió a marchar. Una vez atravesado el peligro, nuevamente me puse el casco, extendí el tiempo y retomé algunas malas costumbres.

Hasta que pienso en ustedes y así regreso a ese sentimiento humano sin necesidad de volver a enfermarme. No se aflijan porque no es una mala función, no me entristecen, por el contrario me conectan con algo importante: ¿Qué hacemos acá? ¿Hasta cuándo estaremos? ¿Qué quiero dejar? Cuando yo ya no esté –me gusta asignar tareas- alguien podría hacer una evolución de las cosas que me fueron pasando, es un pensamiento un poco ego quizás, pero sería altruista para la persona que lo hiciera porque así mi espíritu entendería hacia dónde tendría que ir.  Sin ustedes, las personas que leen este blog, me siguen en Fb o esperan mi segunda novela, no tendría sentido nada de lo que escribo, porque verdaderamente, mi deseo de escribir se alimenta de su deseo de leer, así se regenera. Las palabras salen de un organismo y van hacia otro, se hunden en la tierra y vuelven a salir. Gracias por prestarles el cuerpo.

Posted by

I make a difference from image consulting because I connect your external image with the internal one. Clothes and Fashion is not just a superficial thing but this surface is related with your stories and wishes.

2 thoughts on “Carta a los lectores

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s