Entrevista a mí misma: Yo entrevistadora entrevista a yo entrevistada

 

Entrevista a mí misma

Yo entrevistadora entrevista a

yo entrevistada

 

Revista Inframundo

Siglo IXI y Hoy

Número 1

La entrevistada me recibió en su casa de Palermo, llena de espejos, libros y telas. Más que escritora, yo diría que Lorena Croceri es un poco bruja. Toda la entrevista fue con amabilidad pero siempre manteniendo una distancia misteriosa que todavía sigo sin develar. Al irme predijo que algo se cumpliría. Eso se cumplió. Mis pelos están de punta, algo que hace años no ocurría.

La entrevistadora

 

YE: ¿cómo escribís?

YE: Escribo en los huecos de tiempo. Cuando no sé qué hacer o qué decir, saco una libreta o mi teclado móvil y vuelco frases. También cuando estoy inspirada, por algún hecho externo o interno que me dispara ideas. Me siento una especie de monstruo que va creciendo caóticamente cada vez que se me ocurre una nueva idea o me dejo llevar por alguna sensación.

 

YE: Pero puntualmente, ¿cuál es tu técnica?

YE: En los días clásicos, me siento en la computadora de escritorio y si es de día, bajo las persianas, me pongo los auriculares con música que me inspire. Lo central de la novela que estoy escribiendo ahora es la sexualidad, entonces escucho temas sensuales. Cada veinte minutos me levanto y bailo. Si dispongo de largos períodos, cada dos horas hago un corte. También en los bares, pero en libretas porque no tengo notebook.

 

YE: ¿te gustaría que te copien la técnica?

YE: Sí, me encantaría. Casi sería una esperanza para que mis libros comiencen a vivir afuera.

YE: ¿dónde están tus libros?

YE: En ninguna parte. Uno está en Kindle, el que está cerrado digamos. Otros están dispersos en las frases que he vivido en la “realidad” y muchos están en las redes sociales. Algunos los tengo yo en mis archivos.

YE: ¿esos están abiertos?

YE: Podría decirse. Quizás en este momento se estén escribiendo en alguna otra dirección. Una a veces responde tarde.

YE: ¿y vos no estás ahí para dirigirlos?

YE: Yo no los dirijo porque ellos me dirigen a mi. Ellos me dicen cuál es la ficción que en ese momento me calza mejor. Como las calzas, que con ellas una puede estar en el siglo xix o en la posmodernidad, tiene para elegir. En mis ficciones siempre podés elegir.

YE : ¿qué tipo de elección tiene el lector?

YE: Primero puede elegir leerme o no leerme. A mi como lectora me pasa que si un libro no me engancha en la primera página, difícilmente continúe leyendo.  Como en el sexo, un libro se hace desear. Aunque también hay que darle tiempo, claro. Sobre todo si empieza en un estado anticipado de la historia y luego el lector necesita espacio para desandar los nudos.

Pero creo que lo más importante es que puede elegir pensar una cosa u otra, especialmente hacer cambios de lugar con mis personajes. Por ejemplo, leer antes Amparo y luego Emilia. (Las Desviadas) Así el lector tendría mucho más poder de juego. Sino el lector se volvería una ameba.

 

Por último, puede odiarme, amarme o puedo serle indiferente. Esa es la parte que no controlo y por eso quizás no tengo libros en papel, para que no me los tiren por la cabeza.

 

YE: ¿cómo encontraste este método?

YE: Lo encontré como lectora. De chica escribía un diario de momentos importantes, el día del primer beso, una pelea con mi mamá o un viaje en avión. Escribía los días de fiesta, ese era mi refugio para vivir el disfrute porque creo que todo era tan intenso y la posibilidad de perder siempre en la corniza, que lo mínimo que podía hacer era replegarme sobre mi misma para consumir la menor cantidad de energía posible. Amo pensar las acciones en pares y leer-escribir son unos de mis favoritos. Disfrutar-sufrir, otros.

 

YE: ¿te sentís satisfecha?

YE: Mi poder de abstracción me hace sentir un poquito súperhéroa. Me camuflo entre la luz y la música para escribir, pero también para bailar, sentir e incluso no hacer nada.

YE: ¿pero vos qué sos, escritora?

YE: Un título dice que soy psicóloga. La sóla existencia de los libros que no están en ninguna parte ¿o la atracción por leer-escribir?  ¿todo eso querría decir que soy escritora? A mi me gusta imaginarme bailarina y actriz. Mujer, tetActiva sería algo nuevo que soy, una de mis versiones de los últimos tiempos. Yo sigo a TetActiva, que siempre está en video- movimiento. También me gusta mi voz, trato de no olvidarme de eso, cuando leo, performateo o canto. Renuncié a ser Una Cosa.

YE: ¿estás segura que no deberías mejor ser UNA cosa?

YE: Una está loca, y sola. Así comienza mi poema para las mujeres, aunque la mayoría lo son, ese describe un especial estado de impotencia. Una es muchas. Nada es poco para una. Hoy somos una y mañana dos. La mutación es nuestro elemento, desconcierto de la perspectiva masculina ¿cómo ayer estabas allá y hoy acá? Podemos decir una cosa y luego la contraria, porque somos inconciente puro, atemporales y sin principio de contradicción.

YE: ¿qué les decís a las mujeres?

YE: Que una no me alcanza pero no es algo que pueda elegir.  Desviadas de la naturaleza, el desvío es nuestra recta, sólo nos encontramos perdiéndonos, es cuestión de aceptarlo. Cada una en su desvío más acorde. Ser yo, aunque ayer era esto y hoy aquello. ¿soy camaleón? Soy versátil y flexible, exigente y firme, femenina y masculina.

 

YE: Entonces, debés haber leído diferentes cosas, ¿opuestas?

YE: En una época leía por deber. La llamo la fase devoradora pero no la desestimo, de esa forma un poco sufriente incorporé un método: captar y leer la moda: libros cool, artificiosamente armados (no me refiero a la ciencia ficción sino a una forma particular de hacer determinados libros). Después leí todo lo que no era políticamente correcto leer para un escritor cool. Volví a lecturas de la adolescencia como Agatha Christie y profundicé en el bestseller como Sidney Sheldon. Ahora, necesito libros vivos. Hice una torción entre escribir diarios de momentos importantes, leer diarios de escritoras amadas como Katherine Mansfield, Anais Nin, Patty Smith, Clarice Lispector y escribir diariamente, en ese trabajo me encuentro ahora. Trabajo lo autobiográfico como ficción verdadera.

 

YE: ¿Sólo de mujeres?

YE: Recuerdo un libro que me marcó fuertemente: la biografía de Miguel Ángel, libro del cual no recuerdo el autor pero creo que era un hombre. O quizás no y sería una gran sorpresa encontrar que era una mujer. Me gusta eso del escritor andrógino y por otro lado me interesan los escritores ocultos en los diccionarios. Además en otros idiomas se dicen cosas impensables en el nuestro.

 

YE: ¿lees autores contemporáneos?

YE: Leo amigos cuando son amigos. Leo por amor, no sólo por deseo. Cuando alguien me regala un libro o me habla de un libro, propio o ajeno. También leo porque algo me lleva hacia allá. Pero no puedo contra los encriptados, cuando se encierran mucho en una forma o no son sinceros en su escritura (no me refiero a decirlo todo).  Si el lector se siente afuera o si el autor escribe para una élite, la escritura se encripta y contra eso el lector no tiene por qué luchar. Podemos hacerlo trabajar pero no aburrirlo, no me lo perdono.

 

YE: ¿en los encriptados tenés que poner tu ficción para entenderla?

YE: Eso. Una siempre la pone, pero en los encriptados la pone más. (Risas)

 

YE: ¿cómo empiezan tus ficciones?

YE: Empiezan en mi vida, porque sin ficción me seco como una planta. Mi máquina necesita alimentos constantemente, podría imaginarla como una trituradora quizás, si tengo un día un poco dark. La máquina separa los restos: los sentimientos, los impulsos salvajes, las fijaciones con determinados objetos. Con los restos hago ficciones y con lo otro, vivo. Renuncié a decidir qué es más verdadero.

 

TetActiva #ASD

Posted by

I make a difference from image consulting because I connect your external image with the internal one. Clothes and Fashion is not just a superficial thing but this surface is related with your stories and wishes.

One thought on “Entrevista a mí misma: Yo entrevistadora entrevista a yo entrevistada

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s