La dosis hace al veneno, dijo Paracelso

 

¿Alguna vez comenzaste con mucho placer a comer algo que te gusta y al finalizar te sentiste mal por haber comido demasiada cantidad o demasiado rápido? ¿Dónde quedó el placer del principio? Habrás comprobado que si el placer sobrepasa ciertos límites, deja de ser placentero.
“La dosis hace al veneno” dijo Paracelso, ubicando lo dañino en la cantidad y no en la sustancia en sí. Manejar “lo económico , encontrar la medida justa para cada uno en determinado momento es algo a lo que se llega por ensayo y error. Además, no es casual que el dinero y la energía se nombren como “economía” y para eso te sugiero que estés atenta a la aparición de mi video sobre el dinero.
En otros aspectos, también es posible que te hayas propuesto conseguir un deseo, un objeto, un viaje, la atención de una persona y que rápidamente te hayas frustrado por no conseguir lo que querías. Es que te tiraste “a la pileta sin agua”. O bien postergaste tantos deseos al infinito diciendo “algún día lo haré” y te desanimaste pensando que finalmente eso “no era para vos”.

Quizás te ayude entender cómo funciona el mecanismo del placer, tomando como modelo al acto sexual.
En el acto sexual es posible diferenciar tres momentos: el juego previo, el momento del clímax y un período refractario.

Durante el juego previo, la estimulación de las zonas erógenas produce la apertura de las membranas y la liberación de los fluidos para la consecución de un fin, el orgasmo. Pero podrás percibir que hay una satisfacción más allá de él. Como los libros que están buenos, querés y a la vez no querés llegar al final. Esto es importante porque como sociedad neurótica estamos acostumbrados a ver el deseo como “el orgasmo a conseguir” “el objeto que quiero” “la comida que voy a devorar”. Esto es el punto de vista masculino de la sexualidad y sus diferencias con la fuerza femenina podrás encontrarla en el blog de la próxima semana.

El rodeo del juego previo tiene más que ver con las formas femeninas de satisfacerse en el recorrido, más allá de los resultados. El orgasmo es producto de esta estimulación previa y cuánto más acertada sea ésta, mayor será la calidad del clímax y menos las probabilidades de encontrar una pileta “sin agua”.
Todo lo previo, sea el juego sexual que humedece, el saborear la comida o disfrutar la experiencia con amigos o lo que sea, si se estira o posterga pasando un límite, puede disolverse la excitación, el interés.
Entonces no comés, perdés la potencia o dás demasiadas vueltas para encontrarte con la persona que deseas.
Por el contrario, si lo previo se acorta o se suprime por completo el intervalo, aparecen los problemas de eyaculación precoz en el hombre y anestesia en la mujer, que en la vida podemos traducir como darse la cabeza contra la pared. Es un arte identificar y manejar el límite, encontrar el tuyo propio, porque nadie te puede decir cómo hay que gozar.

 

El momento del clímax es el punto máximo de excitación, como consecuencia del rodeo previo. La estimulación precisa de determinadas zonas o el ejercicio de ciertas condiciones particulares en cada persona, desencadenan el orgasmo que justamente es el último eslabón de una cadena de actos. El encuentro con ese objeto que deseamos, la realización de un viaje, etc. Si estás especialmente focalizada en lograr esto, cuando lo conseguís te sentís vacía, ¿y ahora qué? Si por el contrario tomás el deseo como una rueda siempre en movimiento aunque con diferentes velocidades, podrás disfrutar más y mejor.

Luego del instante del clímax, viene el período refractario, donde los niveles de excitación bajan, algunas personas se duermen, relajan, conversan, reposan e incluso fuman. Es un momento de corte y condición para un nuevo acto. Si no tolerás este momento, intentarás llenarlo con objetos o nuevas excitaciones que no llegarán a buen puerto porque no es su momento.

Por eso te recomiendo que des lugar a tu fantasía para soñar lo que más querés y aumentar tus niveles de excitación sexual, porque en la fantasía todo es posible. Que no dejes para mañana ningún placer que esté “a punto caramelo” para dártelo hoy. Y que disfrutes de los momentos de vacío para recuperarte, porque pronto vendrán más y mejores deseos. La máquina del AmorSexoyDeseo está prendida!

Posted by

I make a difference from image consulting because I connect your external image with the internal one. Clothes and Fashion is not just a superficial thing but this surface is related with your stories and wishes.

2 thoughts on “La dosis hace al veneno, dijo Paracelso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s