El deseo, postergación o impulso

 

Quizás alguna vez compraste algo y lo guardaste por mucho tiempo para una “ocasión especial”, saboreando el placer de postergar “el estreno” para esa fiesta que se celebra una vez al año. En el otro extremo, te dejaste llevar por los impulsos, “me lo llevo puesto” y saliste del local con el buzo nuevo en tu piel aunque hiciera calor. De esa forma, cuando llegaron ocasiones realmente especiales, ya lo habías usado la prenda para ir a la pileta. Y entonces volvés a comprar una y otra vez para tener siempre algo NUEVO.

Como te expliqué en el video “Sabías que el dinero viene de la caca?”  nuestra mente necesita desagotar la energía que se mueve por los conflictos entre instancias o tendencias.

Las instancias son:

el Yo (siempre primero o siempre último) ,

el ello (I want it all and I want it now)

y el súperyo (que tiene bastante mala fama pero que aporta algo genial que es el Humor)

Las tendencias son:

+el principio de placer

+el principio de realidad.

+el más allá del principio de placer (de esta tendencia no voy a hablar en este post sino “algún día” “más allá” “bien lejos”)

Los conflictos entre estas instancias o tendencias, suben o bajan las excitaciones, la CANTIDAD que está en el psique-soma y que empuja a su satisfacción. La satisfacción de la pulsión conlleva varios elementos: meta, objeto, zona erógena y empuje.

Entonces, postergar la satisfacción es estirar el rodeo, sin concretar el encuentro entre la pulsión y su objeto. Esto aumenta la excitación y es parte del “juego previo” (salir a “mirar” vidrieras) si está orientado al fin (encontrar lo que busco). Sino se transforma en un infinito “ir hacia el objeto”. La alternativa opuesta es ahogarse en la zona erógena sin disfrutar del recorrido. Me refiero a actuar por impulso sin tramitación, sin ningún tipo de consideración previa.

Ambas son formas de regular la homeostasis del sistema que muchas veces actúan de forma automática. Pero si hacemos concientes estos conflictos, se produce una elaboración y una puede anticiparse a la explosión del sistema.

El método AmorSexoyDeseo que practico produce esta tramitación de una forma nueva. Una forma que no es exactamente terapia y no es exclusivamente arte pero que de su ejercicio pueden surgir obras artísticas o revelaciones terapeúticas.

Entonces, ¿qué te recomiendo ahora que estás asimilando estas diferencias? Mantenerte en algún tipo de equilibrio,  el que vos puedas sostener en este momento de tu vida y animarte a probar la práctica de AmorSexoyDeseo.

Si sos de patear para adelante las cosas, al punto de nunca concretar nada o hacerlo muy lentamente, con movimientos casi imperceptibles, te digo que te despiertes porque la vida se pasa. Y si te identificás con la modalidad impulsiva, te sugiero que pensar no tiene por qué ser algo aburrido, sobre todo si saboreas tus fantasías como si fueran un plato de placer.

Es decir, no te prives de estirarla ni de guardarla, buscá tu Dosis que, como dijo Paracelso, de acuerdo a la medida será el veneno.

Hacé click acá para ver el video “Hasta cuándo vas a seguir postergando?”

 

Posted by

I make a difference from image consulting because I connect your external image with the internal one. Clothes and Fashion is not just a superficial thing but this surface is related with your stories and wishes.

One thought on “El deseo, postergación o impulso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s