Pequeña venganza literaria

 

De los hombres con los que he estado, casi todos se han resistido a usar preservativo. Algunos no tenían a disposición y les daba “paja” ir a comprar. Otros lo tenían pero se resistían a usarlo, sumiéndome en una lucha a sus ojos  innecesaria aún a riesgo de enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados. Uno no llegó a usarlo porque acabó antes. No, mentira, fueron dos los eyaculadores precoces. El segundo pasó tan rápido con su argumento: “es una cuestión fisiológica” que casi no lo recuerdo. Señores, la eyaculación precoz no es una cuestión orgánica la mayoría de las veces. Tienen que hacer terapia sino pueden conectarse con una sensibilidad que supere los 7 minutos.

 

El argumento más común que he recopilado en estos años de experiencia, es “el forro me quita sensibilidad” y sí, es cierto que el látex quita sensibilidad, en el pene! A las mujeres puede que eso no nos represente un obstáculo porque nuestra sensibilidad se extiende a lo largo del cuerpo y no se concentra en un solo órgano. Esto habla de la diferencia entre la sexualidad femenina y la masculina.

 

Los hombres están tan capturados por los estímulos en una sóla parte, como un niño con chiche nuevo, constantemente nuevo. ¿Es posible educar a algunos hombres acerca de la sensibilidad esparcida a lo largo del cuerpo -y del alma-? ¿Sería deseable hacer eso? ¿Sería posible una educación que no sea la educación que el patriarcado nos hace? Creo más en las experiencias que en la educación. Cualquier cosa que una pretenda domesticar, se rebela como reacción. Como la doma y el folklore, hay que bailarle a la fiera alrededor, sin querer dominar nada, bailar por el placer de bailar. Así la fiera puede quererte finalmente, o no, pero igual seguirás bailando si ese es tu deseo.

Me gustaría llamar a la sexualidad femenina y al sexo, masculino. Sexualidad  es algo que se continúa, que no tiene un fin claro. Se dice que no se sabe si una mujer tuvo un orgasmo o no, aunque quizás si las puertas de la sensibilidad se abrieran se podría ser más específico. Sexualidad es un camino, un recorrido. Sexo es algo que empieza y termina, tiene límites claros.  Y si una mujer tiene sexo desde la perspectiva del empezar y el acabar, lo está teniendo desde una perspectiva masculina. Por eso me dan ganas de acompañar procesos de mujeres que algo les dice que con el sexo que están viviendo no sienten nada o que hay zonas inexploradas. Una vez alguien me señaló, “está lo que no se sabe y también lo que no se sabe que no se sabe”.

para encuentros o talleres de AmorSexoyDeseo: lorecroceri@gmail.com

completá la info de este post viendo el video y suscribiéndote a mi canal de you tube TetA ctiva men´s resistance to use condom

foto: preservativo femenino que se usaba en el 1900. Del Museo de Freud en Viena, Austria

Posted by

I make a difference from image consulting because I connect your external image with the internal one. Clothes and Fashion is not just a superficial thing but this surface is related with your stories and wishes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s