¿Qué aporta el estudio de lo siniestro?

Hay varias aristas, ya que es un concepto límite que pertenece a distintos campos:
1. Por un lado, vamos en la línea de Eugenio Trías quien afirma “lo siniestro como límite y condición de la belleza”. Ese “punctum” que tienen algunas imágenes ( La cámara lúcida, Roland Barthes) .

Eso extraño que lo hace interesante, que no logra ser apresado bajo los términos familiares, ese límite del sentido.

Necesito esa sutileza. Dada la cantidad de lo que se muestra, lo atractivo requiere la exigencia de lo que debe permanecer escondido. Algo NO se ve en lo que se da a ver.

2. Detectar lo siniestro vela nuestra mirada. Al mirar lo siniestro en el arte miramos una sutileza inquietante. Quizás podríamos llamarlo así.

Lo siniestro como límite y condición de la belleza. (Eugenio Trías)

Desarmar los mecanismos es un ejercicio que sirve a varios campos del saber o de la práctica y aporta riqueza conceptual. Y ese mecanismo es un mecanismo de lenguaje. La palabra en alemán, UNHEIMLICHE conserva el UN (negación) y HEIM (lo familiar). Lo siniestro estaría en el pasaje de uno a otro. ¿Es posible ejercitar ese pasaje?

3. Hay aplicaciones políticas ya que la política de acciones a nivel social, personal, cultural pueden ser leídas como siniestras de acuerdo al contexto…

Lo que vuelve, lo escondido, lo olvidado, lo familiar que se vuelve extraño